s

Busca alinear las estrategias sobre cómo debe funcionar la empresa en el futuro inmediato. El principio que lo mueve es: cuando los líderes tienen claro hacia dónde se mueve la empresa y se toman decisiones al respecto, la productividad se incrementa en el corto plazo.

Este taller indica en qué medida los que estamos reunidos podemos ser llamados un equipo de alto rendimiento. Para alcanzar resultados el equipo debe tomar decisiones en escenario de incertidumbre y con consecuencias que ponen a prueba la fortaleza de las relaciones de sus miembros.

Solo las empresas que pueden medir su desempeño pueden lograr avances. Para ello es necesario implantar un sistema para conocer y evaluar el nivel de desempeño de todos los colaboradores. Las ventajas de contar con un sistema de ED son: poder compararnos año a año, saber en qué áreas y personas poner énfasis, reconocer a aquellos que más aportan y reforzar a los que lo necesitan.

Así como un adecuado clima genera las condiciones para la mejora de la productividad, un clima desfavorable incide de manera directa en la merma de ésta. Esta merma se manifiesta en: baja calidad de la información, debilitamiento del compromiso, incremento en renuncias, aumento de rotación de personal entre otras.

Conocer los resultados de la medición de clima permite reconocer dónde dirigir esfuerzos y apuntalar comportamientos que permitan el retorno al nivel deseado.

Conociendo la secuencia productiva del área se determina las mejoras que permitirán por un lado corregir vicios y errores, y por otro adoptar procesos limpios que permitan el incremento de la productividad.

Tan peligroso como no reconocer a quien lo merece es otorgar un reconocimiento que no se merece. El reconocimiento debe ser consecuencia de la estrategia de la empresa, la que permite retener el talento e incentivar mejores comportamientos.

Para desarrollar el sentido de pertenencia es necesario contar con íconos recordables a lo largo del año. Mediante actividades lúdico – adultas, Inizia genera momentos de sano esparcimiento.

Los colaboradores que tienen potencial y saben visualizar el futuro en la empresa deben aprender a tomar decisiones, hacerse responsable de ellas, y generar soporte a sus colaboradores.

Aprender a trabajar en equipo permite generar sinergias y ser más eficaces ahorrando tiempo, esfuerzo y dinero.

Comunicarse con los colaboradores o con los jefes requiere conocimiento y desarrollo de habilidades. Solo el 20% de los colaboradores en promedio se comunica eficazmente.

Ser eficaz en los objetivos, ser maduro para manejar las relaciones implica aprender a gestionar nuestras emociones y saber desarrollar las actitudes deseadas.

Ganar una discusión no significa ganar a la persona o a su afecto. Negociar es una habilidad fina y de largo plazo.

La productividad pasa por saber qué hacer, como hacerlo y cuando corregir un comportamiento.